EL ANÁLISIS DE IMPEDANCIA BIOELÉCTRICA COMO MÉTODO DE EVALUACIÓN DE LA COMPOSICIÓN CORPORAL

El BIA  es, probablemente, uno de los métodos de análisis de la composición corporal más precisos y más accesibles que existen en el mercado actual. Los equipos de BIA no generan radiaciones ionizantes por lo que pueden ser usados un número infinito de veces sin importar la edad del paciente o su condición de salud (las únicas contraindicaciones son embarazo y uso de marcapaso); no requieren instalaciones especialmente acondicionadas con paredes fortificadas o puertas de un grosor determinado; prácticamente no necesitan de mantenimiento, y si así fuera, este está relacionado básicamente con la actualización de software. Algo distinto sucede con los otros métodos y, por ende, equipos empleados para la valoración de la composición corporal como por ejemplo la radiología, la tomografía axial computarizada, la absorciometría dual de rayos X, la resonancia magnética, el ultrasonido, el análisis de dilución de protones, la hidrodensitometría y otros más disponibles en el mercado, en cuyo caso, demandan de instalaciones especiales, de un mantenimiento sofisticado, de costos que pueden llegar a ser entre 4 y 10 veces superiores a aquellos de la impedancia de alta gama; sin olvidar mencionar que la impedancia no emite radiaciones
ionizantes mientras que la mayoría de los otros métodos sí. Conviene mencionar también, a la antropometría como método accesible y seguro, no obstante, de menor precisión debido a las dificultades que se presentan en la disponibilidad de instrumentos estandarizados y a la falta de estandarización en técnicas de medición.

Fundamentos del BIA

En la década de 1960, el físico fránces Thomasset propuso lo siguiente: si se introdujese una corriente alterna de baja intensidad en el cuerpo, lo tejidos biológicos en su interior presentarían una respuesta particular de acuerdo con su composición química; la carga eléctrica fluiría a través de las zonas cargadas de agua y electrolíticos (músculo, por ejemplo), pero sería repelida por la zonas de composición química neutra como la grasa o los huesos (1-6). Sus experimentos lo llevaron a demostrar la relación existente entre la magnitud de la carga eléctrica emitida, el contenido de agua corporal, la masa muscular y la masa magra de una persona.

Bajo este principio, los equipos de impedancia emplean electrodos que emiten y reciben cargas eléctricas; la diferencia entre lo emitido y lo recibido es trasformado, mediante fórmulas estandarizadas, en los diferentes componentes corporales (agua, grasa, proteína, músculo, potasio entre otros). Cabe señalar que las mediciones se hacen en función de 4 parámetros: resistencia, reactancia, impedancia y ángulo fase; mientras que los valores que observamos son el resultado de la aplicación de diferentes fórmulas estandarizadas actualmente disponibles (tabla 1).

Ecuaciones para adultos recomendadas en la literatura por su exactitud y rigurosidad de validación contra métodos de referencia

Tabla 1. Fórmulas estandarizadas empleadas en los equipos de BIA

fórmulas de BIA

Fuente: Referencia 7

Características y precisión de los equipos de BIA

El desarrollo del BIA ha llevado consigo el desarrollo paralelo de una amplia gama de equipos de impedancia. Decidir entre uno u otro, es una tarea que no siempre es fácil debido entre otras cosas a la poca información disponible sobre las características técnicas de los mismos y a la abundante manipulación comercial que se le ha dado a sus ventajas. Los sistemas convencionales, mano-pie, requieren 4 electrodos recubiertos de un gel conductor y que el paciente repose echado en una camilla por lo menos 15 min; no obstante, han aparecido en el mercado sistemas pie-pie o pierna-pierna que solo requieren que el sujeto se ponga de pie sobre una balanza con impedancia para que la máquina pueda efectuar la medición del agua corporal total y la impedancia. Cabe mencionar que estos equipos solo miden la impedancia de las extremidades inferiores, que aunque contribuyen con un tercio del agua corporal, en comparación con el 10-20% del tronco, no representan la totalidad del agua corporal, por lo tanto, sus resultados presentan cierto margen de error, que puede ser minimizado de algún modo si se emplea el mismo equipo en todas las mediciones del sujeto.

Ahora bien, ¿qué factores determinan la precisión de los resultados de impedancia?

Los equipos de más alta precisión o bioescaners son aquellos que cumplen con las 4 condiciones que se describirán a continuación. Mientras menos condiciones se cumplan menor será la precisión de los equipos.

Ø  La frecuencia.  Es el valor al cual es emitida la corriente eléctrica en una prueba de impedancia. Las frecuencias pueden ser de 1, 5, 10, 25, 50, 75, 100, 200, 500 kHz y más. La frecuencia mínima ideal es 50 kHz.

Ø  Número de frecuencias. Los equipos pueden trabajar con una sola frecuencia (monofrecuencia) o con varias frecuencias a la vez (multifrecuencia). Lo ideal es que los equipos de impedancia posean al menos 2 frecuencias y como mínimo una de ellas supere los 50 kHz.

Ø  El número de electrodos. Los equipos de impendancia pueden presentar dos, 4 y hasta ocho electrodos para desarrollar la medición. Lo ideal es el equipo cuente con al menos 4 electrodos: dos para manos y 2 para pies. El equipo ideal cuenta con 8 electrodos.

Ø  La posición del sujeto al momento de la prueba. La posición ideal sugerida en con el paciente tendido sobre la camilla.

Resultados proporcionados por equipos especializados de Impedancia Bioeléctrica

Los Bio Escaners son los equipos de impedancia bioelectricas más especializados en el mundo. Su nivel de precisión es extremadamente alto e incluso pueden utilizarse en personas que presentan edema, un uso que no es posible en equipos de impedancia bioelectrica comerciales o no especializados. A continuación citamos los resultados proporcionados por los bio escaners especializados

Ø  Información sobre composición somática

Masa magra en kg y %

Masa grasa en kg y %

Masa celular corporal (BCM) en kg

Masa extracelular (ECM) en Kg

Relación ECM/BCM

BCM/talla al cuadrado

Masa muscular

Ø  Información sobre contenido y distribución de fluidos corporales

Agua corporal total en lt y %

Agua extraceular (AEC) en lt y %

Agua intracelular (AIC) en lt y %

Relación AEC/AIC

Hidratación de la masa magra

Fluidos extracelulares

Fluidos intersticiales

Fluido plasmático (intravascular)

Sólidos extracelulares

Ø  Información sobre bioquímica corporal

Masa proteica en kg

Masa mineral en g

Calcio corporal en g

Potasio corporal en g

Glucógeno en g

Ø  Información sobre función renal (solo si se introduce el valor de creatinina plasmática)

Clearance de creatinina en %

Filtración glomerular en %

Peso seco en kg

Ø  Información sobre Resistencia, reactancia, impedancia y ángulo fase a:

5 KHz

50 KHz

100 KHz

200 kHz

Robinson Cruz

Director IIDENUT

Nutricionista Clínico

Especialista en Bioquímica Nutricional

Referencias Bibliográficas

  1. Grimnes S, Martinsen ØG: Bioimpedance and bioelectricity basics. London, Academic Press, 2000.
  2. Grimnes S, Martinsen ØG: Bioimpedance and bioelectricity basics. London, Academic Press, 2000.
  3. Lukaski HC: Biological indexes considered in the derivation of the bioelectrical impedance analysis. Am J Clin Nutr 64: 397S-404S, 1996.
  4. Kushner RF: Bioelectrical impedance analysis: a review of principles and applications. J Am Coll Nutr 11: 199-209, 1992.
  5. Foster KF, Lukaski HC: Whole-body impedance – what does it measure? Am J Clin Nutr 64: 388S-396S, 1996.
  6. Piccoli A, Nescolarde L, Rosell J. Análisis convencional y vectorial de bioimpedancia en la práctica clínica. Nefrología. Vol. XXII. Número 3. 2002.
  7. Lazzer S, Boirie Y, Meyer M, Vermorel M. Evaluation of two foot-to-foot bioelectrical impedance analysers to assess body composition in overweight and obese adolescents. BJN (2003), 90, 987-992.

 

DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS
En IIDENUT rechazamos rotundamente aquellas prácticas asociadas con el uso inapropiado de la información con fines comerciales. Nuestros estándares éticos nos impiden aceptar, difundir o parcializarnos subjetivamente con producto o práctica alguna que vaya en contra o distorsione la labor científica del nutricionista

Publicado por IIDENUT en 18:59

Enviar por correo electrónicoEscribe un blogCompartir con TwitterCompartir con FacebookCompartir en Pinterest

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s